Bulos de la ruleta online: teoría matemática

Los lectores ya habituados a nuestro blog conocen que nos dedicamos a analizar muchas estrategias de ruleta, sistemas que en mayor o menor medida favorecen a una experiencia de juego positiva. Eso sí, nunca decimos que es un sistema infalible. No lo decimos porque no existe esa fórmula mágica. Así que a continuación os explicamos una de esas teorías que bajo un titular sensacionalista podría provocar lo que más queremos evitar: frustración de una actividad de ocio como es jugar a la ruleta online.

Teoría matemática de la ruleta online

Hay mucha leyenda al respecto y es muy conocida esta historia. En los años 70 un joven matemático llamado Doyne Farmer reclamó para sí una teoría basada en cálculos matemáticos para lograr ganar a la banca, en este caso un casino de Nevada. Según Farmer fue un cuidados análisis matemático e informático le permitía derrotar las posibilidades que tienen los jugadores de ruleta respecto a la banca. Eso sí, nunca describió exactamente en qué consistía su idea.

Esta teoría quedó envenenando la mente de jugadores de ruleta online de todo el mundo. Pasaron los años y dos matemáticos, Michael Small y Michael Tse (de la universidad de Perth y de la Politécnica de Hing Kong) recogieron el testigo y encontraron un sistema similar al de Farmer.

La diferencia entre ambas teorías se basan en el elemento que marca el movimiento de la pelota o bola. Mientras que para Farmer era la resistencia del aire, para Small y Tse es la fricción de la pelota con las casillas. Sin duda, son dos elementos lo suficientemente diferentes como para poner en tela de juicio ambas teorías.

Ahora llega lo mejor. Y disculpad mi escepticismo al respecto, pero según ellos han logrado pasar de un 2.7% de posibilidades de premio del jugador a un 18%.

Concretamente, la teoría se basa en dividir en dos lo que sería el juego, o concretamente la tirada en la ruleta online. Una primera parte que es más predicible que consiste en el momento en el que la pelota está rueda por la ruleta. La otra parte, que es dónde realmente se decide el premio, es cuando la pelota salta de una casilla a otra y es cuándo es más difícil de predecir. Aunque, según ellos han logrado unos resultados más que aceptables: de 22 tiradas, en 13 lograron acertad qué mitad de la ruleta caería. Y de esos 13, lograron acertar la casilla exacta en 3 ocasiones. ¿Casualidad o realidad? Esto recae más en vuestro propio criterio.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *